FINCA GÜELL ÁVILA

El jardín artístico

       Javier de Winthuysen fue uno de los grandes creadores de jardines de la historia española, además de escritor y pintor notable, amigo de intelectuales y artistas de su tiempo, como el premio Nobel Juan Ramón Jiménez. En 1921 acompañó al vizconde de Güell –hijo del constructor del Gaudiano Parc Güell en Barcelona- en la busca del emplazamiento idóneo para un jardín artístico en la muralla de Ávila y un año más tarde de la compra de las parcelas que constituían “San Segundo” firmó los planos que se conservan, junto al resto de su legado, en el Jardín Botánico Nacional de Madrid.

       Winthuysen se encontraba en sus años de madurez y por medio del mecenazgo de Güell dispuso de recursos abundantes para crear uno de sus mejores, más complejos y sutiles jardines. Canales de agua, gran alberca, estanques, distintos ambientes (patio, laberinto miniatura, rosaleda, bosquete…) que se van descubriendo durante el paseo que sigue los distintos niveles del suelo, delicadamente aterrazado, son riquezas del jardín, que ha sido visitado a lo largo de décadas por personalidades de la cultura y la sociedad, desde Jacqueline Kennedy a Mario Vargas Llosa y que fue lugar de celebración de fiestas de la nobleza.

       La visión de pintor de Winthuysen se refleja en una estética refinada de las combinaciones de especies y colores y en el diseño de lugares y el uso de materiales (ladrillo tradicional , piedra en tapias de canteros).

       En años posteriores a las plantaciones el jardín, rigurosamente conservado en la actualidad respecto de los planos originales, el marqués de Santo Domingo, propietario tras Güell, fue añadiendo una interesante colección de relieves, columnas, capiteles, lápidas, escudos heráldicos y esculturas, entre las que se cuenta la más interesante colección privada de esculturas zoomorfas de la cultura vetona, cinco toros celtibéricos de gran calidad.

       La finca, cercada por el ángulo noroeste de la muralla, que le proporciona un telón de fondo excepcional, y una tapia tradicional, incluye una capilla-oratorio y dos casas (en tiempos anteriores al jardín empleadas como viviendas de huertas de recreo), una de ellas del siglo XVI.

Visitas individuales y colectivas al jardín

Las visitas de grupos se conciertan por email y son guiadas, con información de la historia, diseño, interés artístico, autores, especies vegetales y elementos escultóricos y constructivos. Se propone una duración aproximada de una hora. El precio varía según el horario, número de personas y el idioma que se requiera. El periodo preferible para las visitas es de abril a octubre, y en particular los momentos centrales de los meses de abril y junio.

El jardín se abrirá a visitas de reserva individual únicamente los días 11 y 18 de junio del año 2017. Serán visitas guiadas por el escritor y conservador del jardín Juan Martínez de las Rivas. Es necesario reservar las plazas para las visitas en el correo-e visitas@fincaguellavila.com y recibir la confirmación.

Hacia el final del año 2017 se publicará el calendario de visitas individuales de 2018.