FINCA GÜELL ÁVILA

El jardín artístico

El vizconde de Güell compró en 1920 las casas y el huerto que hoy componen Finca Güell Ávila y encargó a Javier de Winthuysen – pintor, escritor y maestro de la jardinería española del siglo XX- la composición de un jardín. 

Los planos que dibujó Winthuysen -depositados con su legado artístico en el archivo del Jardín Botánico Nacional- están firmados en 1922, y en ellos recoge –incluyéndolos- la casa, los muros que cercan la finca, la alberca y el oratorio-capilla adosado a la muralla. Winthuysen trabajó con libertad y medios en este jardín, uno de los más extensos entre sus jardines urbanos.

Winthuysen, entre otras obras, realizó el diseño de los jardines del Chateau de Villandry, junto al rio Loira a su paso por Tours, el jardin privado más visitado del mundo.